Esta receta de garbanzos es muy especial. Es una receta clásica del norte de la India que no deja indiferentes a los amantes de las especias.

Me encanta en invierno y verano. En invierno para incrementar el pitta, suelo añadir un poco más de especias. En verano menos especias y menos aceite.

  • Preparación: 10 minutos
  • Cocción: 25 minutos
  • Total: 35 minutos
  • Raciones: 2 a 3 comensales

Ingredientes

  • 160 gramos de garbanzos crudos o 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 5 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla muy picada
  • 1 cucharadita de jengibre fresco
  • 4 cucharadas de pimiento verde picado
  • 4 tomates grandes maduros pelados y cortados
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de comino en grano o en polvo
  • 1 cucharadita de cilantro en polvo
  • 1 chili verde picado (opcional)
  • 2 cucharadas de cilantro fresco o perejil para decorar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

 

Para la cocción

 

  • 1 cebolla entera pelada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 clavo
  • Alga kombu
  • Sal

 

Instrucciones

Podemos usar garbanzos de bote o cocer los garbanzos.

 

Si optamos por cocerlos, tenemos que dejar los garbanzos en remojo entre 10 a 12 horas en abundante agua, fuera de la nevera, en un sitio libre de humedad. Si el agua es muy dura, se puede añadir una cucharadita de bicarbonato sodio. Después de este periodo, escurrimos los garbanzos y los lavamos. Podemos cocinarlos en la olla de presión, con una cebolla entera pelada, dos dientes de ajo pelados, una hoja de laurel y un clavo. Es bueno cocer los garbanzos con un trocito de alga kombu para que ayude a la cocción y estén más suaves. El agua debe cubrir y sobrepasar los garbanzos unos tres centímetros. Tapamos la olla y cocinamos durante aproximadamente 30 minutos. En una olla normal, tarda unas dos horas. Si optamos por la olla normal, podemos tapar la olla para ahorrar gas. Para que los garbanzos estén suaves, es preferible añadir la sal al final de la cocción.

En una sartén añadimos el aceite de oliva y sofreímos a fuego medio los cominos, el garam masala, los ajos, el chili verde, el jengibre, el pimiento verde, el cilantro en polvo, la cebolla y la sal. No añadimos todo a vez, sino que dejamos que cada ingrediente se dore, y regale al aceite su sabor.

Cuando la cebolla está transparente, añadimos el tomate. Tapamos la olla y dejamos que se cocine unos 5 minutos.

Finalmente, añadimos los garbanzos escurridos, mezclamos todo y dejamos que se cocinen unos 10 minutos más.

Servimos, decorando con cilantro o perejil.

Siempre debe de servirse con arroz para evitar los gases.

 

Notas

 

  • En el tiempo de preparación no he incluido la cocción de los garbanzos, ya que esta es opcional.
  • En la India, no se suele cocinar con aceite de oliva, ya que es un ingrediente de lujo. Como alternativa, podemos usar aceite de girasol o de coco. Me gusta más el de oliva porque el sabor es más intenso.
  • Personalmente, prefiero cocinar los garbanzos en vez de comprar en bote. Son más naturales y tienen un mejor sabor.
  • Añadir cebolla al agua de cocción da una mayor consistencia y un sabor más intenso.
  • Sino toleras el picante, es mejor prescindir del chili verde.
  • Si te gusta mucho el sabor de los cominos, usa cominos en grano. Si prefieres un sabor más suave, utiliza cominos en polvo.
  • Es importante que las especias estén frescas, ya que su aroma y sabor es mucho más intenso.

 

¡Qué aproveche!

Mostrando 1–4 de 74 resultados

También te puede interesar…